World March website


World March Blog
20 December 2009

Noche y día en Río y Niteroi

Después de un intervalo de dos semanas – una en Estados Unidos y otra en Río – vuelo a integrarme al Equipo de Base. Disculpen mi escrito ambiciosamente largo – después de una larga pausa en este blog, esta puede ser una especie de compensación.

Yo y Petra Klein, que ahora está acompañando al Equipo de Base aquí y en algunos otros lugares del resto de la ruta atlántica, ya hemos participado en un par de actividades antes de la llegada del Equipo de Base. Especialmente simpático fue un evento en el centro de Río de Janeiro, con cientos de chicos de 14 a 16 años de 11 escuelas de barrios de bajos recursos haciendo un espectáculo de música, danza y poesía. A veces es difícil realizar eventos en los barrios pobres (llamados favelas) debido a la guerra por las drogas y otras prácticas corruptas en esos lugares. La gente simplemente tiene miedo de asistir a eventos que promueven la no violencia. El trabajo en estas zonas es muy importante y los jóvenes del evento también nos dijeron muy sentidamente que ésta es una causa importante. Los conflictos reinantes en esas áreas aparecen reflejados vívidamente en la película ganadora del oscar Ciudad de Dios, de Fernando Meirelles y Kátia Lund.

Ayer llegaron los demás y nos dividimos en dos equipos – uno asistió a un evento en la Municipalidad de Río y el otro, conmigo incluido, tomó un ferry para cruzar a la ciudad vecina de Niteroi. Niteroi tiene aproximadamente 500.000 habitantes, y se la considera una “ciudad chica” – mi paisaje de formación tiene una escala diferente, ya que la ciudad más grande de Finlandia tiene 500.000 habitantes. Esto es Brasil!.

En el puerto del ferry, para mi sorpresa, se nos unión Pol D’Huyvetter, de Alcaldes por la Paz. Algunos de nosotros lo conocimos en el Foro Humanista Europeo celebrado en Milán el año pasado, donde demostró en la práctica la cantidad de armas nucleares que hay en el mundo con el sonido de bolitas de metal cayendo dentro de un balde. Pol D’Huyvetter, de Bélgica, ahora conocido como Paulo, ya que ha estado viviendo en Río durante un mes, con la misión de promover Alcaldes por la Paz en América Latina. (El peligro de que Brasil cumpla con su deseo de “unirse al club nuclear” en el futuro cercano es muy real). Pol ya estuvo en Costa Rica, donde la mayoría de los alcaldes del país se asociaron a la red durante su visita de dos semanas, y viaja a Chile dentro de una semana para participar de la Marcha Mundial y encontrar más alcaldes que aspiren al desarme nuclear. Para los que no lo saben, Alcaldes por la Paz es una organización fundada y presidida por el Alcalde de Hiroshima, y su meta es el desarme nuclear mundial total. Es una de las principales organizaciones que participan en la Marcha Mundial y el Protocolo de Hiroshima-Nagasaki, su propuesta para las Naciones Unidas que contiene un plan práctico para la abolición de todas las armas nucleares en el mundo para el 2020, es uno de los principales documentos de la Marcha Mundial que hemos estado difundiendo entre todos los políticos más influyentes que hemos conocido en nuestro viaje.

El evento de la Marcha Mundial en Niteroi se realizó en la Municipalidad de la ciudad. Primero una banda marchante con trompetas tocó frente al Palacio Municipal y estuvimos allí de pie posando para las fotos y escuchando la música. Luego en el antiguo y solemne vestíbulo hubo una función formal, que resultó muy sentida y atractiva gracias a los interesantes oradores, algunos de los cuales hablaban en idiomas que entiendo y algunos en portugués, y entonces tenía simplemente que imaginar. Los primeros oradores fueron secretarios de la municipalidad, hombres de edad, dignos, académicos que hablaron en portugués, con emoción, diciendo algo sobre la paz y Gandhi – no entendí mucho más … luego se exhibió el video de la Marcha Mundial. Los dos últimos oradores me resultaron interesantes: Primero Pol y  por el Equipo de Base de la Marcha Mundial, Aurora Marquina.

Pol D’Huyvetter habló del desarme nuclear y de la necesidad de que las ciudades participen en el esfuerzo por el desarme nuclear, porque “las ciudades son los objetivos y es inaceptable que las ciudades sean los rehenes de las políticas nucleares”. Actualmente hay más de 3300 miembros en Alcaldes por la Paz, y el objetivo actual es llegar a 5000 antes que se lleve a cabo la cumbre internacional de No Proliferación Nuclear en Nueva York, en mayo de 2010. En este sentido, invitó al Alcalde de Niteroi a asociarse. El objetivo a largo plazo de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki es constituirse en la sede de los juegos olímpicos del 2020, 4 años después de que Río reciba a los juegos, “en un mundo libre de armas nucleares” y “para recuperar el espíritu original de las Olimpíadas – paz y un mundo sin guerras”. Me hizo acordar de nuestro pequeño acto en Copenhague el 2 de octubre, celebrando el inicio de la Marcha Mundial. En ese momento Copenhague bullía con el tema de los juegos olímpicos, ya que la elección para el año 2016 se realizó en ese ciudad, en un edificio justo al lado de la plaza donde tuvo lugar el evento. Y a pesar de la presencia de Obama en apoyo a la elección de Chicago como sede, la decisión del comité olímpico fue Río de Janeiro!.

Aurora Marquina dio una breve información sobre la marcha, mencionado que nos inspira el principio “nada por encima del ser humano y ningún ser humano por debajo de otro”. También recordó que nuestra propuesta es una propuesta de aprendizaje, de aprender a tratar a los demás como quieres ser tratado, por la violencia interna que llevamos, al haber sido educados en un entorno violento. Invitó al Alcalde y a otros de estos vecinos a ir a Argentina, a Punta de Vacas – de hecho, en el evento estaba presente una delegación argentina del Rotary Club de Buenos Aires, que estaba en Niteroi para recibir un premio por sus actividades por la paz en Buenos Aires, otorgado por el Consejo Latinoamericano del Rotary Club.

Por último, se hizo entrega de una gran placa de acero, símbolo ceremonial que será colocado en un parque cercano, que se denominará “Plaza Mahatma Gandhi”. Un gran símbolo de la Marcha Mundial y una silueta de Mahatma Gandhi forman el diseño central de la placa.

Después hubo un evento cultural frente a la Municipalidad. Es fantástico ver la diversidad cultural y la alegría de los eventos de la Marcha Mundial – aquí hubo excelentes números de baile, uno tras otro. Primero un show de danza de jóvenes, pero luego vinieron mujeres de mediada edad y mayores, conducidas por dos bailarines profesionales. Este espectáculo, con abuelas ejecutando modernas danzas callejeras, tenía mucho humor con estilo – después del número moderno, realmente se sacudieron con Sex Machine de James Brown! Un show clásico del “Grupo Arte de Dançar”. El tercer show fue un grupo de mujeres jóvenes bailando samba, que quitaban el aliento, y un hombre. Sin embargo no nos quedamos totalmente paralizados, sino que participamos del show de samba un ratito, liderados por nuestra mariposa danzante amarilla, Petra Klein. Y por supuesto hoy volvimos a bailar samba en el evento de la Marcha Mundial en Copacabana.

El último número de danza del evento de Niteroi fue un baile con banderas, y música de marcha. Las banderas tienen algo. A mí me gusta llevar y mostrar nuestra bandera de la Marcha Mundial – es un gran orgullo. Aquí en Río las banderas de los distintos equipos de football se exhiben en todas partes, y las escuelas de samba muestran sus banderas como algo muy central. Hoy lo vimos en la marcha en Copacabana, donde la pequeña demostración de baile de la escuela de samba Estacio de Sa se centró alrededor de una gran bandera. El asta estaba sujeta a la falda de una bailarina y un bailaría se presentaba adorando a la joven que tenía la bandera – no sé a quién adoraba más, si a la joven o a la bandera. Parte de la ceremonia era besar la bandera – e invitó a  algunos de los marchantes a besarla también, y a cambio la Maestra de Ceremonias de los eventos de la Marcha Mundial en Río de Janeiro, la actriz Priscila Amargo, lo invitó a besar la bandera de la Marcha Mundial. Esto ocurrió dos veces durante la danza.

Por un lado esto de las banderas tiene una imagen positiva e idealismo, pero por el otro las banderas han sido símbolos de poder, de jerarquías impuestas a la gente con violencia. Necesitamos instituciones que estén al servicio de los seres humanos y no seres humanos que sigan ciegamente a las instituciones. Esto lo pensé mientras estaba parado en el Palacio Municipal de Niteroi y la gente cantaba el himno nacional mirando a las banderas del país y las regiones del país, ubicadas en el centro y por encima de los participantes en el vestíbulo de la municipalidad. Para mí, cantarle a una bandera, un objeto inanimado, tiene un sabor extraño.

Hubo por lo menos otro evento en Niteroi, ayer, digno de mención: fuimos secuestrados por un OVNI y nos encontramos en una atmósfera de ensueño con hermosa gente joven y suave música de bossa nova, comiendo pequeñas croquetas (alimento espacial, supongo) y tomando guaraná (bebida energética). En realidad, la estación espacial semejante a un OVNI era el museo de arte moderno, diseñado por Oscar Niemeyer. Todavía no hay necesidad de llevar la marcha  a otros planetas – la revolución empieza en casa!

Ayer y hoy tuvimos dos marchas. Una fue desde la Municipalidad de Niteroi hasta el puerto (o casi hasta el puerto, ya que empezó a llover fuerte y decidimos que era suficiente) y otra en la soleada Copacabana, la playa más famosa de Río. La marcha de Copacabana no fue muy grande en términos de cantidad de participantes, pero hubo una gran presencia de los medios, estando presentes los canales de TV nacionales, lo que en un país tan grande significa una enorme cantidad de espectadores.

En contraste con el calor de Copacabana hoy apareció el frío en las alturas, en el Cristo Redentor. Un misterio neblinoso eran las nubes que rodeaban la cima del morro, desde donde la vista de la ciudad y el mar es espectacular – cuando no la ocultan las nubes! Pero la estatua en sí también es espectacular y cubierta por las nubes que pasaban parecía aún más enigmática. Por fugaces momentos el brillo y la claridad nos revelaban realidades en una nueva luz, en tanto que la mayor parte del evento se realizó en la suave luz de la nube del desconocimiento. Las nubes moviéndose veloces en el viento, los rayos de luz de colores y detrás de todo eso, la maciza estatua de forma humana. En las salas de espectáculos se usan máquinas de humo con la intención de crear este tipo de impresión, pero en este evento celestial el creador del efecto niebla tenía mucha más fuerza.

Se hizo una presentación del Equipo de Base, donde todos dijimos algunas palabras y Jacqueline Melo, que estuvo en el Equipo de Base entre París y Dakar y vive en Río, habló un poco más. El coordinador de la Marcha Mundial en Río de Janeiro, Marco “Funaba” Pontoya dio el discurso final del evento. Jacqueline se las arregló para no llorar en el escenario, pero Marco estaba sobrecogido por la emoción después de esa velada excepcional.

Entre la presentación del Equipo de Base y el discurso de cierre de Finaba hubo un encuentro interreligioso con el tema de la paz y la no violencia. Hablaron representantes de diversas religiones y terminó con muchos abrazos entre todos. El primero orador fue el representante de la institución invitante, la iglesia católica. Otras religiones representadas eran Umbanda, Islam, Budismo, Candomblé, Judaísmo, Evangélica y Bautista y Bahaísmo. Antes de esto y en un intermedio, canto maravillosamente el afamado cantante Jorge Vercilo.

En otra línea de pensamiento: “La nube del desconicimiento” es un texto místico cristiano medieval que dice “persigue la experiencia más que el conocimiento. Por orgullo, el conocimiento puede engañarte a menudo, pero este afecto suave y cariñoso no te engañará”. Por cierto que la experiencia estética de la velada, así como el cariñoso afecto entre los participantes hicieron que el evento interreligioso no fuera una aburrida discusión sobre teología, sino un compartir de intenciones que tenían más de común que de diferencia. Los temas de la Marcha Mundial pusieron la dirección común que hizo unir las fuerzas.

Por último, esta fuerza conjunta se expresó en una ceremonia de reconocimiento y todos se unieron en sonoros deseos de paz, fuerza y alegría.

Comments are closed.